Scioli analiza las renuncias de los jefes de la Bonaerense

Nahu de la Selva

Nivel Delta
22 February 2011
206
0
0
29
A pedido del gobernador, los 15 comisarios de la plana mayor presentaron sus dimisiones. Es como consecuencia de los casos de gatillo fácil y la presión K. Paggi seguiría al frente de la conducción. Se irían el número 2 de la Fuerza y otros oficiales clave


Daniel Scioli tiene en su despacho las renuncias de los integrantes de la cúpula de la Policía Bonaerense, golpeada por los episodios de gatillo fácil registrados en las últimas semanas. Según pudo averiguar Clarín , el gobernador tiene decidido remover parte de la conducción de la Fuerza –formada por 15 oficiales superiores– aunque mantendría en su puesto al actual jefe, el comisario general Juan Carlos Paggi.
Las autoridades del Gobierno intentaron mantener resguardada esta nueva purga y ayer hubo “silencio de radio” entre los voceros oficiales y los funcionarios que asistieron –sin ninguna ausencia– a la reinauguración del Estadio Unico. Sin embargo, la decisión comenzó a delinearse el domingo pasado, cuando Scioli regresó de Italia y recibió un informe de su ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, sobre la muerte del joven Lucas Rotella, ocurrida en Baradero. El oficial Luciano Kapp fue detenido por haberle disparado por la espalda.
La Bonaerense ya estaba en el centro de las críticas por la represión que derivó en la muerte de otros dos adolescentes en José León Suárez. Este hecho ocurrió el 3 de febrero, cuando una patrulla policial intervino después del descarrilamiento de un tren de cargas en ese distrito del GBA. Sectores del Gobierno nacional aprovecharon esta circunstancia para cuestionar duramente al ministro Casal.
En la cartera provincial de Seguridad sólo admiten que se viene un “recambio natural” entre los hombres que están a un paso del retiro. Y que esta evaluación, que se hace habitualmente entre noviembre y diciembre, esta vez se demoró. Además, cuando Casal asumió, luego de la unificación de los ministerios de Justicia y Seguridad, sólo adoptó retoques mínimos en la cúspide del mando policial. Ratificó a Paggi y promovió el ascenso de los comisarios Mario Martín (a cargo de la superintendencia Zona Norte), Regina Zonta (Zona Interior) y Jorge Ortiz (en la dirección de Formación y Capacitación).
Pero, para evitar roces internos, entre los jefes mantuvo a comisarios que llevan varios años en los máximos peldaños. Son los casos de Salvador Baratta (número 2 de la Fuerza), Hugo Matzkin (Investigaciones), Roberto Castronuovo (Zona Sur), Claudio Fernández (Drogas Peligrosas) y Mario Valente (Seguridad Siniestral).
Estos serían algunos de los hombres que están en la mira para los eventuales recambios . “Todos pasaron más de tres años en la cima. Y se necesita una renovación”, admitían anoche desde la propia Policía. La mirada también estaría puesta sobre los responsables de las departamentales de San Martín y de San Nicolás, donde se registraron los dos últimos episodios de violencia policial.
La remoción de casi un tercio de la cúpula permitiría oxigenar la Bonaerense, que también es un objetivo fijo para las críticas de la oposición. En un año electoral, los precandidatos no oficialistas aprovechan cada episodio de inseguridad para cuestionar el manejo de la Policía. Hasta un hombre cercano al Gobierno nacional, como el diputado Martín Sabatella, criticó la política de seguridad del Gobierno provincial.
“Hoy (por ayer) no habrá novedades. Esperemos hasta mañana (por hoy)”, repetían a última hora en las oficinas de la Gobernación, como un velado aval a las especulaciones.