Comenzó la declaración de los funcionarios de Aduana por el

Nahu de la Selva

Nivel Delta
22 February 2011
206
0
0
29
Con esta nueva ronda de testimonios, el juez quiere saber por qué fallaron los controles en Ezeiza. Hoy declararán seis de los 37 funcionarios citados.

El juez en lo penal económico Alejandro Catania comenzó esta mañana a tomar declaración a funcionarios de la Aduana Nacional como testigos en la causa por el contrabando a España de 944 kilos de cocaína a bordo de un avión privado.

El primero de los testigos está desde media mañana prestando declaración ante el juez. Para hoy está previsto que declaren en total seis funcionarios de Aduana que eran los encargados de controlar la salida de los vuelos en el aeropuerto internacional de Ezeiza durante el lapso en el que el avión Challenger 604 de los hermanos Juliá permaneció antes de partir hacia España.

En total declararán 37 funcionarios que trabajaron durante el 1° de enero, el día que a las 20.44 despegó el avión. La ronda de declaraciones terminará el 1° de marzo próximo.

El objetivo de las declaraciones es "establecer si el avión fue controlado antes de partir, si había obligación de controlarlo y qué es lo que se hizo respecto de la nave" en Ezeiza, precisó una fuente judicial.

El avión partió el 1° de enero pasado rumbo a una primera escala en Cabo Verde y finalmente llegó al aeropuerto de El Prat, en Barcelona.

Allí, la Guardia Civil española logró la detención de los hermanos Juliá, hijos de un ex brigadier de la Fuerza Aérea Argentina, y de Luis Miret, quien viajaba como copiloto. Los investigadores españoles secuestraron, además, los 944 kilos de cocaína que estaban ocultos en la aeronave.


Si bien en España existe una causa por la que están detenidos los tres argentinos, en Argentina, el juez Catania investiga si la cocaína salió del país.

Paralelamente, Catania y su secretario Martín Castellano escucharán nuevos testimonios de empleados de una empresa de seguridad de la Base Aérea de Morón, donde estuvo el avión mientras, se sospecha, era cargada la droga.